Jugar demasiados videojuegos alteran los ciclos de sueño

Aunque la afirmación del título resulta una obviedad, es el resultado de un estudio que realizaron especialistas de la Flinders University. Este nuevo trabajo analiza el comportamiento de adolescentes jugadores y los efectos que provocan en ellos las horas de pantalla a la hora de dormir. Al parecer, jugar demasiado puede alterar los ciclos de sueño.

Cuando tus padres te gritan para que dejes los juegos y salgas al aire libre o te pongas a estudiar, tienen algunos fundamentos científicos que posiblemente ellos desconocen. Un nuevo estudio sobre videojuegos realizado por un grupo universitario de Australia analiza los efectos de jugar antes de dormir por la noche; tras examinar el comportamiento de algunos adolescentes, detectaron que demasiadas horas de juego puede alterar los ciclos del sueño.

El trabajo se centra en la observación de 17 jóvenes que disfrutaron de juegos violentos durante un promedio de 50 -150 minutos antes de ir a dormir. Los especialistas notaron que luego de esta experiencia, a los adolescentes les tomó más tiempo de lo normal conciliar el sueño: “Cuando se fueron a la cama en su horario habitual, experimentaron desórdenes en el sueño“, afirma el estudio publicado por la revista Medical Xpress.

Los expertos concluyeron que las personas que más tiempo habían jugado, tardaron más en dormirse que los que pasaron menos tiempo con los juegos. Este estudio se suma a otro que asegura que los videojuegos nos hacen comer más. Pero no todos llegan a malas conclusiones; otros, por ejemplo, aseguran que los juegos en primera persona ayudan a mejorar la visión.

Vía: MeriStation