Una abuela de 100 años pasa horas jugando con su Nintendo

La longevidad del ser humano se prolonga cada vez más, en condiciones que no dejan de sorprender. Estamos acostumbrados a leer SMS de nuestras abuelas, escucharlas hablar sobre la magia de Internet y verlas fascinadas cuando nos ven trabajar delante de una computadora. Algunas de ellas, disfrutan en carne propia los beneficios de la tecnología, como Kathleen Connell, una señora con un siglo de edad que pasa horas jugando con un Nintendo DS.

Hace unos cuatro años, la hija de Kathleen decidió regalarle una consola a su mamá. La publicidad de la tele aseguraba que la Nintendo DS era ideal para que los niños jugaran con sus abuelos y el cumpleaños número 96 de la abuela era una oportunidad ideal para brindarle algo divertido. Sin embargo, ningún familiar pensó que la nona disfrutaría tanto de su regalo.

Kathleen Connell, abuela jugadora

Como imaginarán, Kathleen es una mujer peculiar. La longeva anciana tiene dos piernas amputadas, suma 100 años de vida y cuenta con un humor de princesa. No duda en asegurar que se siente mucho más joven de lo que dice su documento y su juego favorito lo certifica: Brain Training, una recopilación de ejercicios diarios que Nintendo ideó para demostrar la agilidad mental de sus jugadores, le dice a Kit que su mente tiene 64 años.

No puedo expresar con palabras lo mucho que me gusta jugar“, trató de explicar la abuela y aseguró que mantiene su cerebro activo gracias al esfuerzo mental que requieren los juegos. La señora Connell pasa el día jugando al Scrabble o al My Word Coach y hasta aprende a pintar en su pantalla con el Art Academy.