Robots gigantes dirigen el tránsito en El Congo

Aunque parece una escena sacada de un programa de ciencia ficción, la imagen forma parte de la realidad cotidiana en las calles del Congo. Allí, un par de robots se encargan de dirigir el tránsito, transmiten videos, agilizan el paso de los vehículos y realizan infracciones de tránsito a los automovilistas que no respetan las normas. Te mostramos su trabajo en un breve video.

Las congestionadas calles de Kinshasa, ciudad capital del Congo, cuentan con la mirada atenta de grandes inspectores.: dos enormes robots ubicados en el área más conflictiva sustituyen a los policías Funcionan con energía solar y, para sorpresa de muchos, lograron un gran respeto entre los automovilistas del lugar que siguen sus indicaciones.

robot-tránsito-congo

Como motociclista estoy muy contento con el trabajo del robot. Porque cuando la policía de tráfico controlaba los coches aquí había un gran enredo de tráfico. Desde que el robot llegó vemos que realmente los conductores y peatones son más respetuosos“, dice Demouto Mutombo, un conductor de Kinshasa.

Estos robots están inspirados en Marvin, un androide de la serie inglesa de los ‘80 Guía del excursionista Galáctic. Cuentan con cuatro cámaras que graban el tráfico; esa información se transmite a un centro de control donde se analizan los flujos, se toman medidas para agilizar el movimiento de los vehículos y se preparan las notificaciones por infracciones de tráfico.

Si un conductor dice que no va a respetar las órdenes, porque es sólo una máquina, el robot va a tomar eso en cuenta y hará un reporte“, dice Isaie Teresa, miembro del equipo de ingenieros el Instituto Superior de Técnica Aplicada de Kinshasa, artífices de la idea. Puedes verlos funcionando en el siguiente video: