Redes 4G; el futuro de la comunicación móvil

Estoy seguro que solamente los ermitaños desconocen a lo que nos referimos cuando hablamos del “”, pues la telefonía celular se ha vuelto un elemento cultural tan importante, que inclusive es un tema de conversación recurrente cuando platicamos con nuestros amigos.

Con la llegada y adopción de los smartphones, tales como el , los basados en Android o los , se volvió cada vez más importante el saber la velocidad de carga y descarga que nos proporciona nuestro proveedor de telefonía celular, al menos en teoría, pues, como bien sabemos, muchos factores como el hecho de estar en movimiento, la distancia entre nuestro dispositivo y la torre de señal, si estamos dentro de una edificación o no, son determinantes que afectan nuestra velocidad al navegar empleando estas tecnologías. El 3G fue un primer paso, pero tenemos que avanzar.

Htc evo gl

Dando una mirada al futuro inmediato, como es lógico pensarlo, requeriremos de más y más ancho de banda para satisfacer nuestras necesidades de conexión y, precisamente, es de lo que se trata esta entrada, pues hoy toca hablar de la cuarta generación de telefonía móvil o 4G, para los amigos.

Esta nueva generación está siendo encabezada por la tecnología LTELong Term Evolution, Evolución a Largo Plazo— y está planeada de tal manera que, tan pronto como las compañías la implementen, el ancho de banda se catapulte desde 1 Mbps (o menos) hasta 10 Mbps para comenzar, pero la misma tecnología será escalable, de ahí el nombre de “largo plazo”, hasta llegar a máximos teóricos de 1Gbps en reposo y 100 Mbps mientras nuestro dispositivo esté en movimiento.

¿Se imaginan todo lo que se podría hacer con 10 Mbps? Se me ocurre al menos aniquilar mi línea telefónica casera, mi servicio de Internet en casa y valerme solo de mi teléfono celular para poder estar siempre conectado; me puedo imaginar viendo una película en Alta Definición a 1080p vía streaming como si nada, claro está que es posible que los precios comiencen siendo algo prohibitivos, pero la verdad es que promete.

En cuanto a la adopción del 4G, en América Latina ya se está trabajando en la implementación de las tecnologías necesarias para darle soporte, sobre todo en México, Brasil, Chile y Argentina, aunque el continente americano está muy rezagado en realidad en este aspecto, pues en Europa, y ni hablar de Asia, estas velocidades son el pan de cada día.

¿Qué te imaginas haciendo con tanto ancho de banda?