Niña mexicana de 12 años es considerada como la siguiente Steve Jobs

Una adolescente mexicana de sólo 12 años es considerada por la prestigiosa revista Wired como la próxima Steve Jobs. Se trata de Paloma Noyola, una estudiante que es un genio en matemática; vive en una de las zonas más marginales y violentas del país y demostró sus grandes aptitudes gracias a un método de enseñanza experimental.

No seré la próxima Steve Jobs, seré más grande que el genio fundador de Apple, porque voy a perfeccionar y hacer más fácil la técnica de la educación en mi país” asegura la joven Paloma, quien aparece en la portada de la revista de ciencia y tecnología Wired. La estudiante vive en el estado de Tamaulipas, cerca de la frontera con Estados Unidos; lugar que suele ocupar los titulares de los diarios por la violencia que lo afecta.

wired-cover-the-next-steve-jobs-Paloma-Noyola

Paloma cursa sexto grado y se hizo conocida por obtener la puntuación más alta en una prueba de matemática que hizo en 2012. La adolescente que explicó a los medios que gracias al cambio en la metodología de enseñanza de su profesor Sergio Juárez Correa, ella logró entender y disfrutar de los números. Juárez utiliza el método de enseñanza del profesor hindú Sugata Mitra, quien probó que los niños pueden aprender de las computadoras con mucha facilidad sin ningún entrenamiento formal.

Cabe destacar el gran esfuerzo que realiza la niña para asistir a la escuela, que debe caminar más de un kilómetro hasta llegar a una carretera donde toma un autobús que la lleva a clases. A ello se le suman las dificultades económicas que enfrenta la familia desde la reciente muerte de su padre. A pesar de todo, Paloma mantiene su promedio de máximo puntaje. En una entrevista para el diario Milenio, la joven confesó: “No sé qué voy a estudiar ni que seré de grande, quiero sacar adelante a mi mamá y hermanas y por eso le echo ganas al estudio“.

El artículo de Wired se denomina How a radical new teaching method could unleash a generation of geniuses, que en español significa Cómo un nuevo método de enseñanza podría engendrar una generación de genios.

Vía: Wired