Jugador pierde en Call of Duty y manda a la SWAT a su rival

Aceptar una derrota es la mejor característica de un buen jugador, pero hay opciones más divertidas. Un jugador de Call of Duty apeló a su imaginación para atacar al oponente que lo venció en la versión online del popular juego. Este mal perdedor rastreó la dirección IP de su rival, lo acusó de asesinato y envió a su casa a las fuerzas especiales de seguridad de los Estados Unidos.

Raphael Castillo es un adolescente de 17 años que viven en Long Island, en Estados Unidos. El joven fue sorprendido por un increíble operativo policial que incluyó varios automóviles, helicópteros y miembros de la Unidad de Operaciones Especiales. En total, más de 60 agentes cuyo único objetivo era detener a Castillo, aunque él no entendiera porqué.

swat-call-of-duty-gamer

Todo comenzó cuando Raphael ganó una partida online del famoso juego Call of Duty. El perdedor rastreó la dirección IP del adolescente, lo que le ayudó a localizar su casa y, con estos datos, llamó a la policía y se hizo pasar por Castillo. Sin dudar, aseguró a las autoridades que “acababa de matar a su madre y que iba a disparar a más personas“.

Tras la llamada, las fuerzas de seguridad se desplazaron hacia la vivienda del joven, cortaron el tránsito y delimitación de la zona, pero al entrar en la casa encontraron a la madre del chico ocupada en la cocina y al hermano mayor que acababa llegar a su hogar. El adolescente aún estaba en su cuarto, disfrutando del videojuego. Luego de constatar que todo estaba en orden, la policía explicó a los medios lo sucedido: “Se movilizaron muchos recursos y se causaron problemas de tráfico, pero todo resultó ser una broma“.

Las autoridades policiales secuestraron la consola de Raphael para intentar encontrar alguna evidencia o registro electrónico que permita identificar al autor de la broma pesada.

Vía: New York Post