China usará drones para limpiar el gran smog de sus ciudades

El gigante oriental es uno de los países que más contamina y muchas de sus ciudades son mencionadas como los peores lugares para vivir, dado sus altos índices de toxicidad. Aire, agua y tierra se encuentran tan contaminados que en muchos poblados los niños no conocen el color del cielo ni la magnificencia de las estrellas; los lugareños utilizan barbijos en las calles y hacen lo posible para mantener sus casas herméticas. Sin embargo, nada los protege de la enorme contaminación, por lo que algunos funcionarios tratarán de limpiar el aire de sus ciudades utilizando drones.

El smog de muchas ciudades chinas es tal que impide ver más allá de unos pocos metros sobre el suelo; y lo peor, convierte al aire en un verdadero peligro para la salud de sus habitantes. El gobierno chino nunca tuvo un real interés en evitar estos problemas, aunque para muchos las nuevas medidas indican que algo podría cambiar: el Primer Ministro de China le declaró “la guerra a la polución” y anunció una serie de proyectos que ayudarían a paliar la crítica situación.

smog-en-china-drones2

Según indica el periódico South China Morning Post, a fines de marzo el gobierno chino comenzará a realizar pruebas en aeropuertos y puertos para que vehículos aéreos no tripulados limpien el cielo de estos sectores acarreando 700 kilogramos de químicos capaces de eliminar el smog de la ciudad, aunque las autoridades deberán decidir qué hacer con los tóxicos que estos drones quiten del aire. En una menor escala, también existe una bicicleta que limpia el smog mediante “fotosíntesis”, que aún se encuentra en fase de prueba pero que podría ayudar.

No es la primera vez que China utiliza este tipo de recursos, ni tampoco parece ser una medida coherente para enfrentar este enorme problema. La situación es tan extrema, que un grupo de arquitectos londinenses propuso tapar la ciudad con un “techo” para mantener el aire limpio… sí, tal como sucede en la película de Los Simpsons. El proyecto se llama Bubbles y fue presentado por la agencia Orproject. La idea es cerrar sectores específicos de la ciudad con una especie de membrana transparente que forma una estructura muy ligera hecha con etileno-tetrafluoroetileno (ETFE). Adentro, el aire estaría limpio y a una temperatura agradable.